Perplejidad en Miranda de Ebro, ¿quién es el jubilado detenido por las cartas bomba a embajadas y Moncloa?

Los vecinos de Miranda de Ebro se han despertado en medio de un impresionante dispositivo policial y siguen sin dar crédito. Aseguran que P. G. P. –el jubilado que ha sido detenido por, presuntamente, haber mandado varias cartas bomba a la embajada y consulados de Ucrania, a la de EEUU y a Moncloa y otros centros oficiales– es un hombre normal y tranquilo, que salía a pasear por las mañanas y que vive en la localidad desde hace más de 30 años.

José Luis vive justo enfrente del detenido y asegura que, aunque no tenían relación, le conocía de vista. Está convencido de que tuvo que contar con algún tipo de ayuda. También dice que comparte garaje con el detenido y explica que cada plaza cuenta con un pequeño trastero donde el detenido podría guardar parte del material pirotécnico que utilizó para las cartas.

El propietario de un local cercano al domicilio del detenido asegura que le conocía “mucho de vista” e insiste en que trata de un hombre normal: “Es como cualquier otra persona, no es alguien que fuera gritando por la calle.”

Los vecinos comentan que no se explican “cómo es posible que este hombre se haya complicado la vida de esta manera” e incluso barajan una posible enajenación. Donde no le conocen es en los bares de la zona: según los propietarios nunca frecuentaba esos locales.

Enlace de origen : Perplejidad en Miranda de Ebro, ¿quién es el jubilado detenido por las cartas bomba a embajadas y Moncloa?