Casi 1.400 candidatos han cambiado de raza para las elecciones de Brasil

Este 2 de octubre los brasileños acuden a las urnas para elegir al presidente (una batalla reducida al mano a mano entre Bolsonaro y Lula da Silva), los gobernadores de los 27 estados, un tercio de los 81 senadores y 513 diputados federales, entre otros cargos regionales.

Desde las elecciones generales de 2014, todos los candidatos están obligados a declarar cuál es su raza: blanco, negro, mestizo, amarillo o indígena. También está permitido que puedan cambiar de raza en cada proceso electoral dependiendo de cómo se perciban a sí mismos. Y para esta cita con las urnas, 1.387 candidatos han cambiado su raza con respecto a comicios anteriores.

Según un informe del periódico Folha de Sao Paulo, un total de 547 candidatos han dejado de declararse blancos y han registrado su candidatura como mestizos; el 36% de los que eran mestizos en las anteriores municipales ahora se consideran negros; un diputado que se consideraba mestizo, ahora dice que es indígena y otros 29 parlamentarios que se presentaron como mestizos, en estas elecciones aseguran que son blancos.

Uno de los principales motivos para cambiar el color de piel es ganar votantes. En Brasil, un 40% del electorado se considera negro; el 36%, blanco y el 15%, mestizo. Los amarillos y los indígenas no se cuentan porque las bases de datos oficiales son pequeñas. En ese sentido, dependiendo de la raza predominante del lugar en el que se presentan, a los candidatos les interesa ser más blancos o más negros.

El segundo motivo es económico, derivado de un sistema de cuotas pervertido por los propios partidos políticos. En 2020, el Tribunal Supremo de Brasil decidió ‘premiar’ a las candidaturas inclusivas y estableció un reparto del Fondo Especial para la Financiación de Campañas que beneficiaba a los candidatos no blancos y a las mujeres. También ordenó que el tiempo de propaganda electoral gratuita debe ser proporcional para todas las razas, una condición que garantiza más aparición en los medios de comunicación para los candidatos racializados.

En vista de las nuevas reglas, Brasil ha registrado un récord de candidaturas de personas negras y de mujeres para todos los cargos en juego en estas elecciones generales (49,6% y 33,4%, respectivamente).

Sin embargo, la jugada no le ha salido bien a todos los políticos. El candidato al gobierno de Bahía por el partido de derecha Unión Brasil, ACM Neto, se ha declarado mestizo cuando antes de 2016 afirmaba ser blanco. Su cambio de color ha generado una gran polémica en el territorio, donde el 80% de la población se considera negra o mestiza.

Neto apareció en televisión donde comparó su tono de piel con el del actual gobernador del estado, Rui Costa, que también se declara moreno. “¿Un político que se dice de izquierda puede declararse moreno y otro no? Esta es una idea preconcebida”. Sin embargo, los espectadores solo comentaron el “extraño bronceado” del candidato.

El registro de ACM Neto como mestizo tampoco ha gustado al Colectivo de Entidades Negras. Su coordinador, Yuri Silva, ha asegurado que el candidato está “defraudando al sistema electoral” porque le ha quitado derechos a otros candidatos.

Enlace de origen : Casi 1.400 candidatos han cambiado de raza para las elecciones de Brasil